Nuestro profesor de Osteopatía Marcos Martínez, aborda en esta ocasión, la relación entre las emociones y las patologías del músculo Trapecio y su abordaje a través de la Osteopatía Bio-Emocional.

Músculo: Es un tejido contráctil conformado por tejido muscular. Los músculos se relacionan con el
esqueleto o bien forman parte de la estructura de diversos órganos y aparatos. La palabra músculo
proviene del diminutivo latino musculus, mus (ratón) y la terminación diminutiva-culus, porque en el
momento de la contracción, los romanos decían que parecía un pequeño ratón por la forma.

Los músculos están envueltos por una membrana de tejido conjuntivo llamada fascia. La unidad funcional y
estructural del músculo es la fibra muscular. El cuerpo humano contiene aproximadamente 650
músculos. Según su naturaleza, existen tres tipos de músculo: estriado esquelético, liso o visceral y
cardíaco.

El cuerpo humano está formado aproximadamente de un 40% de músculo estriado y de un
10% de músculo cardíaco y músculo liso. El funcionamiento de la contracción se debe a un estímulo de
una fibra nerviosa, se libera acetilcolina – Ach – la cual, va a posarse sobre los receptores haciendo que
estos se abran para permitir el paso de iones sodio a nivel intracelular. Estamos en la acción presente. La
articulación permite el movimiento y el músculo permite la fuerza, la potencia.

Músculo trapecio: aguantar mis relaciones, yo me siento incapaz de aguantar, de dar soporte a esta
persona, a esta relación, a esta actividad. Difícil de soportar, demasiado peso…

El trapecio también sostiene la cabeza y hace los movimientos de la cabeza. Es el músculo afectado, por lo tanto
hay impotencia. La cabeza es el intelecto. Y como duele por detrás, es como que yo me siento
impotente a nivel intelectual. Hay un problema que me cae encima y no sé cómo solucionarlo. Por
ejemplo, cuando el trapecio duele, tengo dolor de cabeza. También puede resentirse por:-relación cabeza-cuerpo
(pensamiento-acción)

  • Control: exceso de control que no permite dejar que las cosas circulen, se deslicen
    naturalmente.
  • Ruptura entre lo espiritual y lo material.
  • Todo lo que viene por detrás (miedo, paranoia, angustia) que tensa o pone en tensión.
  • Movimiento contradictorio entre lo que se siente y lo que se hace. Falta de impecabilidad: decir
    si cuando se quiere decir no y viceversa. Esto produce un bloqueo de los movimientos así ya no
    diré ni sí ni no con la cabeza. Finalmente la idea es NO ME RESPETO y eso produce
    DESVALORIZACIÓN.
  • Orgullo excesivo, relaciones donde se mantiene el orgullo (ego) y produce tensión.

Puedes consultar el vídeo del profesor. 

Mas información consultemos a través del Teléfono 913665888 o a través de mail.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, nuestras condiciones de uso del aviso legal,pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies